Ventajas y desventajas de rootear el móvil

¿Alguna vez has pensado en rootear el móvil? En este artículo te explicaremos en qué consiste exactamente, qué mejoras y desventajas implica, su legalidad y los principales riesgos que comporta esta práctica tecnológica.

¿En qué consiste la práctica de rootear?

Rootear un teléfono se trata de conseguir control absoluto sobre tu smartphone. Esta acción implica tener permisos de administrador, como si se tratara de Windows. Estas son sus principales usos:

  • Puedes eliminar aplicaciones del sistema que vienen integradas por el fabricante o por la propia operadora de teléfono.
  • Puedes modificar la configuración de elementos de hardware, como la CPU, el chip del GPS o la GPU, etc. Con esta práctica es posible mejorar el rendimiento del teléfono.
  • Puedes desactivar cualquier aplicación para que no trabaje en segundo plano consumiendo recursos y obtener un rendimiento óptimo del dispositivo.
  • Puedes instalar aplicaciones con funciones especiales que no podrían llevarse a cabo si tu móvil no estuviera rooteado.
  • Su mayor ventaja de uso es la posibilidad de actualizar o cambiar el sistema operativo gracias a los permisos root, instalando un ROM compatible con el dispositivo. Así, obtendrás un alto grado de personalización.

En definitiva, la obtención de permisos de administrador permite realizar múltiples funciones en lo relativo al software.

Riesgos y desventajas de rootear el móvil

Rootear es una elección que también implica una serie de contras.  Las desventajas más destacadas que asumes son las siguientes:

  1. El root elimina la garantía. Para volver atrás y dejarlo como nuevo, deberás atravesar un complejo proceso.
  2. Esta acción disminuye la seguridad de los datos, tanto multimedia como personales, ya que los privilegios que tenemos también los tienen las apps instaladas.
  3. El root puede provocar problemas para recibir actualizaciones vía OTA.
  4. El root puede mermar la estabilidad del dispositivo móvil. Si no tienes mucha idea técnica puedes configurar sin querer apartados que lo hagan más pesado.
  5. Reanimar el teléfono será complicado o imposible si inutilizas tu teléfono debido a un fallo en el delicado proceso de rootear.

Como es lógico, los teléfonos Android no vienen rooteados de fábrica por motivos de seguridad, puesto que un usuario normal no debería necesitar derechos de administrador, y puede inutilizar su teléfono.

Nuestro principal consejo es que solamente rootees tu teléfono si posees conocimientos avanzados. Por otra parte, hay que destacar que no existe ningún problema de legalidad al respecto, aunque por los riesgos citados anteriormente los fabricantes no lo recomiendan.

Si necesitas permisos de administrador y quieres sacar partido a las ventajas de rootear el móvil, ten en consideración los diferentes riesgos, documéntate adecuadamente acerca del apartado técnico y solicita el asesoramiento de algún experto en esta acción tecnológica. Así, no sufrirás desperfectos y podrás sacar el máximo partido a tu dispositivo.