Qué hacer para resucitar un smartphone mojado

Segúnn dijeron los fabricantes en el último MWC de Barcelona, existen aproximadamente 70 millones de móviles en España –y más de 50 millones de líneas- y toparte con el smartphone mojado es una de las sorpresas desagradables más habituales. 

Por ello, hoy queremos contarte qué debes hacer para intentar, si es que es posible, poner remedio a este problema, más habitual para aquellos que tienen el móvil cerca de la ducha, lo llevan a la playa y a la piscina como un compañero inseparable o son descuidados con respecto a las caídas, que pueden hacer que el terminal remate su vuelo en el agua.

Qué hacer y qué no con un smartphone mojado

  • No manipules el móvil: Si está mojado y se ha apagado, no intentes volver a encenderlo ni cargarlo, ya que de esta manera podrías provocar un cortocircuito en los elementos internos del terminal.
  • Saca la batería cuanto antes: Ya que la electricidad se conduce mediante el agua, extrae la batería al momento para que no sufra más daños internos y sécala. Ten en cuenta que en algunos dispositivos modernos como los iPhones no es posible.
  • Usa el remedio casero del arroz: Probablemente el truco más famoso y extendido, cuyo funcionamiento acierta en muchos casos. Mete en tu móvil en un vaso lleno de arroz, ideal para la absorción de la humedad, durante 24 o 48 horas.  De todas maneras, si hay corrosión en los circuitos o se ha producido algún cortocircuito, no volverá a funcionar.
  • No es recomendable usar un secador: Si empleas este producto para secarlo, corres el riesgo de que le pueda dar un golpe de calor a los circuitos que acabe por estropearlos del todo. Por extraño que te parezca, no lo introduzcas en el horno, una extravagante recomendación que podrás encontrar en algunos foros de Internet.
  • Utiliza los saquitos que vienen en la caja o los bolsillos cuando compras zapatos o una prenda de ropa: Estos contienen gel de sílice y su función es precisamente esa: absorber la humedad.Consérvalos en un recipiente que no deje entrar el aire y tendrás lista una solución casera, igual de buena que los productos especializados, cuando se produzca un desgraciado accidente.
  • Extrema el cuidado con los móviles sumergibles: A pesar de su publicidad, no son infalibles ni tampoco la panacea. Por lo tanto, vigila de cerca su funcionamiento.
  • Despídete si ha sufrido un cortocircuito: Como habrás supuesto antes de leer este post, no existen  fórmulas que consigan resucitar a un móvil que se haya cortocircuitado.
  • Cuida la prevención: Como dice el refrán, es mejor prevenir que curar, por lo que llévalo siempre en un bolso, riñonera o mochila en lugar de en el bolsillo, no te lo lleves al baño y aléjalo de las fuentes de agua.

¿Ya sabes qué hacer con tu smartphone mojado?