¿Qué significa móvil de gama media?

Seguramente habrás escuchado el término móvil de gama media en multitud de ocasiones, pero, ¿tienes realmente claro su significado? Es importante como lector de artículos relacionados con la tecnología que tengas claro el origen de este término, así como los diferentes dispositivos que delimita.  Hoy vamos a hablar a fondo de este concepto a partir de diferentes perspectivas.

  1. Según el coste del modelo:  Éste se trata de uno de los puntos de referencia para saber cuál es la gama determinada de un terminal. Un móvil de gama media tiene un precio que ronsa el precio oficial de salida entre los 150 y los 250 euros, aunque puede haber pequeñas variaciones a la baja y a la alta, como en los terminales procedentes de China, con potencial de gama alta pero precios de horquilla inferior. Algunos móviles de gama media presentan un precio mayor debido a materiales más costosos de tipo premium.
  2. Según el tipo de procesador: Ésta se trata de una característica incluso más importante que el precio, pero en la que los compradores no se fijan en exceso. Si el fabricante del procesador del dispositivo es Qualcomm, con sus Snapdragon, debes reparar en que el teléfono sea de la serie 400 o de la serie 600. En primer lugar, los de la serie 400 son más frecuentes en teléfonos de gama baja, mientras que los de la serie 600 son más potentes y se suelen encontrar en terminales de precios más elevados, de gama media. Por último, la serie 800 pertenece a la gama alta. En cuanto a los populares Samsung y Huawei, que encargan sus propios procesadores, abundan para estas marcas los Exynos 7580 -para el Samsung Galaxy A5, por ejemplo- o el HiSilicon Kirin 620 en el caso del fabricante asiático,
  3. Según la calidad de sus materiales y añadidos: Las diferencias entre gamas están especialmente subrayadas por la especificidad y el uso de los materiales. Por tanto, lo habitual es que los dispositivos de gama media cuenten con unos materiales de fabricación más económicos que aquellos de gama alta.  En la gama alta abundan el metal y los cristales Gorilla Glass de última generación, mientras que en la gama media hallaremos como principales materiales plástico, policarbonato y cristales con protecciones más bajas. Los añadidos de las gamas elevadas son las cámaras con mayor calidad y resistencia al agua, aunque la gama media ha ido incorporando este aspecto durante el pasado año, así como el cuerpo metálico o el lector de huellas.
  4. Según la potencia: La capacidad de procesamiento de los chips está en aumento con el paso de los años. Por tanto, el concepto de gama media se modifica cada año al respecto de este punto y está sujeta constantemente a variaciones.

En definitiva, el móvil de gama media ha sido en los últimos tiempos aquel que ha generado más adeptos, puesto que cada vez más usuarios apuestan por terminales de estas características. Lo que está claro es que la definición del término gama media no se ciñe por normas estrictas, y con el paso de los años y las mejoras técnicas de los materiales, procesadores y añadidos, el concepto se modifica. ¿Cuál creéis que es la mejor ventaja de tener un móvil de gama media?