Las tarjetas SIM desaparecerán muy pronto

¿Sabías que las tarjetas SIM desaparecerán mucho antes de lo que crees? Las piezas más conocidas del comienzo de la imparable expansión de la tecnología móvil están a punto de sufrir un proceso irreversible. Estos elementos llegaron al mercado tecnológico hace más de 15 años, con el objetivo de dotarnos de una identificación electrónica, pero las empresas de telecomunicación anuncian que les quedan dos telediarios.

La desaparición de las tarjetas SIM surge en una época en la que los cambios están dirigidos a sustituir las herramientas físicas a favor de lo directamente electrónico, como el NFC en los smartphones, cuyo objetivo es suplir a las tarjetas bancarias. Un proceso muy semejante es el que está sucediendo con las pequeñas piezas de identificación de nuestros móviles.

¿Qué pasará con las tarjetas SIM?

La desaparición de las tarjetas SIM sucederá este año, y tras la última incursión con las Nano-SIM dejarán de existir tal y como las hemos conocido- ¿Qué sucederá? Que las tradicionales tarjetas darán paso a otra tipología de chip fijo que será denominado como la tarjeta electrónica o el eSIM.

Pronto podremos ampliar nuestra información al respecto, puesto que la GSMA ha previsto anunciar dicha implantación en el próximo Mobile World Congress que se producirá en Barcelona este mismo mes de febrero. Por lo pronto, sabemos que la implantación de esta nueva tecnología se realizarán en dos fases:

  1. La primera etapa pretende aplicar la eSIM a todos los weareables, tablets y coches.
  2. La segunda parte consistirá en aplicarlo a los smartphones, un proceso que se prevé para los meses posteriores a este verano de 2016.

Las nuevas tarjetas electrónicas posibilitarán tener varias cuentas entre un cliente y un operador, por lo que cada usuario tendrá ocasión de estar dado de alta en diferentes compañías telefónicas haciendo uso del mismo terminal pero sin tener que hacer cambio de tarjetas.

La gran velocidad será otro de los beneficios más potentes, que permitirán acelerar el proceso de los cambios de portabilidad,  sin que sea necesario recibir la SIM de forma física. Otro de los mayores cambios se producirá en el seno de las propias tiendas físicas de telefonía. Al poder hacer toda la contratación online y no necesitar el material físico, el tráfico de personas en las tiendas será mucho menor, ya que no precisarán para ello la gestión del dependiente.

Siguiendo con las ventajas, otra de ellas está relacionada con el roaming. Como se podrán llevar diversos perfiles, los clientes tendrán la oportunidad de cambiar de operador cuando hagan un viaje, empleando por tanto una tarifa local del país al que vaya. Por otra parte, es importante recordar que en Europa el roaming desaparecerá en el 2017 por ley.

El diario económica Expansión apunta con respecto a este cambio que las operadoras se han visto obligadas a hacer este cambio porque la manera actual en la que se emplean las tarjetas SIM es totalmente incompatible con el Internet de las Cosas, es decir, que la mayoría de objetos cotidianos que solemos utilizar en nuestro día a día estarán conectados en el futuro con las redes móviles. Ante esta impactante novedad tecnológica, ¿cuál es tu opinión al respecto de la desaparición de las tarjetas SIM?