Las cosas más importantes que debes considerar al comprar un móvil

En el mercado existe una gran diversidad de Smartphones que ofrecen distintas características a los usuarios. Por esta razón, antes de comprar un terminal, es conveniente tener en cuenta ciertos aspectos para garantizar la elección más correcta dentro de una multitud de opciones.

Precio

Es por aquí por donde tenemos que empezar, de el precio depende la mayoría de factores que debes tener en cuenta a la hora de comprar un smartphone. Muchos prefieren comprar teléfonos muy caros que lo tengan todo integrado y otros simplemente necesitan un terminal para hacer llamadas. Define tu necesidad real y según ella tu presupuesto. No necesitarás lo mismo si el teléfono es para trabajar que si es para tu hijo o bien vas a usarlo como centro multimedia.

Tamaño

Uno de los factores principales a la hora de escoger un Smartphone es el tamaño. Teniendo en cuenta el uso que se vaya a hacer del terminal, cada persona se beneficiará de forma subjetiva de un modelo de mayor tamaño u otro más pequeño independientemente de las modas imperantes.

Es cierto que actualmente existe una fuerte tendencia a los teléfonos de gran tamaño con amplias pantallas que permiten una cómoda visualización de fotos y vídeos, sin embargo, los terminales más pequeños facilitan la movilidad y el manejo del aparato por lo que son más utilizados como herramientas de trabajo.

Pantalla

En una íntima relación con el tamaño del móvil, hay que atender a la resolución de la pantalla. De nada servirá obtener una Smartphone con una gran pantalla si la resolución no es capaz de abarcarla. Si la visualización de imágenes es nuestro principal objetivo, lo mejor es optar por terminales con fullHD con una gran calidad en este sentido.

Rendimiento

El rendimiento es otro de los puntos fundamentales que se deben considerar antes de comprar un Smartphone. Este concepto alude al potencial que el teléfono ofrece, la calidad del hardware, la capacidad del sistema operativo, la velocidad de procesamiento o la calidad de los gráficos. Un rendimiento mayor implica también un precio más elevado.

Dado que, en la mayoría de los casos no es necesaria tanta potencia para el uso que se da a los terminales, la mejor opción de compra es buscar el equilibrio. Es recomendable conseguir un teléfono con un rendimiento adecuado a las necesidades propias del usuario, con un precio razonable y una capacidad real de proporcionar una experiencia satisfactoria durante el uso.

Cámara de fotos

Las características de la cámara de fotos se consideran un valor determinante desde hace años. La unión del concepto de telefonía y de fotografía parece ya indistinguible y ha desplazado a las cámaras compactas a un segundo plano. Por tanto, la calidad de la cámara y la capacidad de la memoria para poder guardar los archivos será fundamental en la elección del nuevo teléfono.

En este sentido, la memoria interna del Smartphone y la posibilidad de ampliar la misma mediante tarjetas microSD, también será importante de cara a la instalación de aplicaciones para el máximo disfrute del teléfono.

Sistema operativo

No hay que olvidar una mención a la importancia del sistema operativo. Muy diferentes entre ellos y con características variables, la variedad de modelos de teléfono en el mercado y los precios de los mismos suelen decantar hacia Android a los usuarios con recursos más limitados. Con mayor estabilidad y rapidez, iOS ocupa un primer puesto entre los aficionados a la tecnología aunque los terminales alcanzan precios bastante elevados. En una tercera posición, Windows Phone peca de complejidad en en muchos aspectos y tiene menor reconocimiento y apego entre los usuarios.

Garantía

Tanto si piensas comprar un móvil nuevo o usado este es un punto muy importante. Asegúrate de que tiene garantía o que aún está en vigencia. Esto en el futuro puede ahorrarte grandes costes de reparación y debes considerarlo.