Cómo detectar un móvil falso

Como ocurre con otros accesorios como bolsos, ropa o zapatillas, los móviles pueden ser falsificados. Existen determinadas empresas, e incluso personas, que falsifican teléfonos móviles de la competencia para hacerlos pasar por auténticos.

Un claro ejemplo es GooPhone, compañía dedicada a hacer teléfonos iguales que los iPhone pero le meten Android como sistema operativo, muchas veces incluso, incluyendo una capa IOS para imitar el sistema operativo.

Cada vez resulta más complicado poder identificar teléfonos falsificados, pero siempre podemos recurrir a algunos consejos prácticos para que no os den gato por liebre.

Con éstos consejos podréis diferenciarlos tanto en la calle como si tenéis pensado adquirir un móvil de segunda mano o un móvil nuevo en una tienda, física u online, que no os transmite mucha confianza.

Hacer una comprobación del número IMEI

Cada Smartphone tiene asociado un código conocido como IMEI. Se trata de un número de identificación único que nos aporta datos del móvil si sabemos dónde encontrarla. Las falsificaciones de móviles no suelen tener o, si lo tienen, es un número falso.

Si disponemos del móvil de forma física debemos entrar al marcador telefónico y poner lo siguiene: *#06#

En el smartphone nos aparecerá un número IMEI. Una vez que tenemos el código, lo metemos en página web Analysis of IMEI numbers para hacer una serie de comprobaciones (marca, modelo, país de fabricación, fecha de fabricación, etc).

Posiblemente, con un móvil faso, los datos asociados al código IMEI no coincidirán con los de tu terminal. También puede ocurrir que directamente al poner el código *#06# no nos aparezca el código IMEI por lo que posiblemente estemos ante una falsificación.

Hay que tener en cuenta que los datos proporcionados por IMEI no son del todo fiables ya que pueden alterarse con un software. De todas formas, es bueno saber que el IMEI puede aportarnos datos muy interesantes y ayudarnos a saber si nuestro móvil el verdadero.

Visualiza bien su apariencia física

Teniendo en cuenta que la industria de la impresión 3D está cada vez más desarrollada, conforme pase el tiempo será más complicado distinguir un móvil verdadero de una copia.

Pero a día de hoy, la mayoría de falsificaciones no están demasiado logradas por lo que podemos saber, solo con ver el diseño o el material, si nuestro móvil es una copia.

Muchos de las marcas fabricantes de hoy día tienen un showroom en su página web con cada uno de sus móviles y en ese apartado podemos ver detalladamente datos sobre los materiales, el peso, colores disponibles, acabados o las medidas. Una mala falsificación será fácil de detectar visualmente teniendo estos datos

Acude a los benchmarks

Una forma para saber si nuestro móvil es verdadero o no o si cumple con las especificaciones técnicas que creemos que tiene es instalarle un benchmark.

Se trata de un tipo de aplicación que además hacer una comprobación del rendimiento del terminal, comprueban cada uno de los componentes del terminal para luego hacer un listado.
Una vez instalado y ejecuta el benchmark podemos realizar una comprobación de la información que se nos muestran en la lista de componentes, como el procesador, la RAM o los megapíxeles de la cámara.

Gracias a estas aplicaciones podemos saber si el móvil es una falsificación o si no tiene las especificaciones técnicas que esperábamos. Una buena aplicación es AnTuTu Officer desarrollada expresamente para conocer si estamos ante un móvil falsificado o ante uno auténtico.

Comprobación del sistema operativo

No es el tipo de comprobación más precisa si nos encontramos ante un modelo Android ya que, aunque no es sencillo, el sistema operativo se pude falsificar con una ROM. Este paso será útil sobre todo en el caso de los iPhone. Simplemente con realizar una rápida navegación por los ajustes del sistema nos aportará el dato que buscamos.

Truco infalible para los iPhone

La compañía Apple tiene una página web específica en la que rápidamente podemos comprobar si nuestro móvil es falso o auténtico. Debemos irnos a la configuración del smartphone hasta dar con los datos del móvil, nos mostrará un número de serie sobre el IMEI, que hay que copiar.

Seguidamente nos vamos a la web de Apple y pegamos el código. Si se trata de un smartphone falso, al introducir código nos aparecerá un error.
Puede ocurrir que el dispositivo se haya elaborado a partir de piezas de otro iPhone y que el número de serie no coincida con nuestro modelo de móvil.

Debemos de desconfiar de:

Si parece demasiado bonito, desconfía. No te dejes llevar por ofertas desorbitadas, posiblemente haya truco.

Ten cuidado con las compras de segunda mano a distancia. Si te decides por comprar un móvil de segunda mano a distancia y descubres que es una falsificación, es muy difícil de reclamar a pesar de que hay formas de hacerlo.
Lo mejor es no comprar un teléfono de segunda mano de forma no presencial, es decir, sin verlo antes funcionando.
Ya no solo porque pueda ser falso, sino porque este estropeado.