7 inconvenientes de los móviles de 5 pulgadas

Los móviles con pantallas de 5 pulgadas son el modelo estándar en la actualidad a lo que respecta la gama alta. No obstante, presentan algunos inconvenientes respecto a los móviles de menos tamaño. En este post vamos a aclarar los 7 inconvenientes de los móviles con pantallas de 5 pulgadas.

Aunque para muchos sea una tontería, el tamaño de la pantalla es algo a tener muy en cuenta a la hora de escoger un smartphone, aunque la mayor desventaja de todas es que directamente no existen Smartphone de gama alta de menos tamaño. Aun así, es conveniente tener en cuenta los siguientes problemas:

1.  No se puede utilizar con una mano

Los Smartphone que presentan una pantalla tan amplia no pueden usarse con una sola mano de forma ágil. Si es muy urgente, sí que podemos llegar a marcar un número de teléfono o incluso navegar por internet con una sola mano, pero nos va a costar bastante. Lo más normal es que al final acabemos escribiendo el email con las dos manos.

2. Es más fácil que se caigan

Este es un problema aún más importante que el anterior. Los móviles de 5 pulgadas tienen una mayor probabilidad de que se caigan que los móviles con pantallas inferiores y esto es una cuestión científica. Al ser más grande, presenta un centro de gravedad más alejado de los extremos del móvil.

De hecho, es complicado mantenerlo por el centro de gravedad cuando estamos escribiendo, pues el teclado aparece en la sección inferior de la pantalla. Una pérdida de equilibrio, y el smartphone se cae rápidamente. También al ser más anchos es más complicado agarrarlos bien con la mano, y eso hace que se caigan más.

3. Caídas más aparatosas

Su gran longitud también es un inconveniente cuando se caen, ya que las caídas son mucho más aparatosas. De hecho, es muy fácil doblarlos aunque para muchos esto pueda parecer imposible. La verdad que hay que darle un golpe muy grande para que se doble. Si te vas a gastar 600 euros, creo que estaría bien que el móvil tuviese la capacidad de soportar un golpe importante sin romperse…

4. Las pantallas cuestan más

Si la pantalla se rompe y necesitas cambiarla, te va a costar caro. Normalmente, no solo vas a tener que cambiar la pantalla, sino además también el digitador, por lo que el precio va a ser aún mayor.

5. La pantallas presentan menor densidad de píxeles

¿Qué pantalla crees tú que se ve mejor, una de 21 pulgadas Full HD o una de 23 pulgadas Full HD? Si vas a mantener distancia suficiente, lo mejor es que busques un móvil la de 21 pulgadas ya que tiene más densidad de píxeles. Las imágenes se van a ver más nítidas en esta pantalla. Si vas a estar alejado, lo mejor es que te decantes por una pantalla más grande. No es el caso de los smartphones. Una pantalla Full HD en un móvil de 4,5 pulgadas es mejor que una de 5 pulgadas.

6. Los Smartphone son más grandes

Es lógico, un móvil con una pantalla más grande hace que el móvil sea también más grande. No obstante, a pesar de la obviedad, no siempre lo pensamos al comprar uno. Un teléfono más grande hace que sea más aparatoso e incómodo de transportar además pesa más. Te acabas adaptando, pero puedes volver a notar la diferencia si vuelves a usar un Smartphone con un tamaño menor.

7. Gastan más batería

Esto es algo muy importante también y que debemos d tener muy en cuenta. Los móviles más grandes tienen una menos autonomía. La pantalla es el principal responsable del consumo de batería y un teléfono de 5 pulgadas gasta mucha más batería que un móvil inferior.