4 motivos para no comprar un móvil de más de 600 euros

Los Smartphone son cada vez más costosos.

En muy poco tiempo hemos pasado de los móviles de gama alta de 600 euros a los Smartphones de 800 y 900 euros. Pero es que incluso los móviles de 600 euros ya son de por sí muy costosos. Antes de todo debes pararte a pensar una cosa. ¿En serio necesitas comprarte un móvil por este precio? Realmente hay móviles en el mercado con muy buenas prestaciones que seguro pueden adaptarse a tus necesidades.

Aquí van las cuatro razones por los que yo creo que no es necesario comprar un móvil tan caro

2. Bajan de precio

Al lanzarse al mercado, los Smartphones tienen precios muy altos. De hecho, muchos rondan los 700 y 800 euros. No obstante, después de un año (o menos) ya nadie dirá nada de él y empezará a hablarse de su nuevo sucesor. Su precio será mucho más bajo, y su funcionalidad será la misma que la de hace un año.
Seguramente, después de un año ya habrán salido móviles mucho mejores, pero al final el móvil tendrá el mismo funcionamiento.

Lo único que cambia es que en ese momento habrá usuarios comprando móviles mejores (aunque no mucho más). Claro que, la diferencia está en que ellos habrán pagado mucho más dinero. Si un Smartphone al cabo de unos meses es mucho más barato es que en realidad no valía lo que se pagó por él cuando comenzó a venderse. Y aunque así sea, es mejor adquirir el smartphone unos meses después para que resulte más barato.

2. Mejor cambiarlos en menos tiempo

¿Te acuerdas del Samsung Galaxy S4, o el LG G2? Fueron los Smartphones de gama alta de su generación. Se trataba de móviles muy caros. Hoy (solo 2 años después,) parece que estos terminales parecen que ni siquiera va a actualizarse a Android 6.0 Marshmallow. No obstante, móviles de gama media, como el Moto G 2015, sí actualizan a la nueva versión.

Es decir, los smartphones más baratos, pero más actuales, tienen casi más valor que los móviles más caro, pero más antiguos.

Es por ello que debemos plantearnos el dinero que estamos dispuestos a pagar por un móvil, y sobre todo, cuánto tardaremos en comprar un móvil nuevo. Lo mejor es comprar un móvil que cueste la mitad, y cambiarlo en la mitad de tiempo. Así tendrás un smartphone más actualizado, y puede que más adaptado a la tecnología de ese momento.

3. Existen opciones mucho más económicas que pueden servirnos

Si un smartphone tiene un precio de 800 ó 900 euros, y se trata de un Samsung de gama alta o de un iPhone, realmente es porque hay bastantes diferencias entre ese y un móvil que cuesta la mitad, esa es la verdad.
No estás pagando sólo una marca, si manejas un iPhone te darás cuenta de que su nivel de calidad es superior. No obstante, las diferencias entre un smartphone de 100 euros y un móvil de 400 euros es mucho más grande que las que hay entre un móvil de 400 euros y uno de 700 euros. Y es por eso que a veces resulta más inteligente no gastarse tanto dinero en un móvil que es lo mejor del momento, sino en un móvil que ya ha alcanzado un nivel de calidad algo superior al de la media.

4. ¿Qué uso vas a hacer de tu smartphone?

¿Por qué vas a comprarte un buque insignia? ¿Porque es el mejor smartphone para jugar a videojuegos, o porque tiene la mejor cámara? Si hablamos de videojuegos, es mejor tener una videoconsola y si hablamos de fotografía, una cámara de fotos DSLR de calidad siempre será mejor. Raro es el usuario que tiene el mismo móvil durante 4 años, y aunque así sea, los últimos dos años y medio ya no lo usa como un móvil de gama alta. No obstante, la PlayStation 4 lleva años siendo una de las mejores videoconsolas, y las cámaras son de alto nivel durante muchísimo tiempo. Son cosas a tener en cuenta. Muchas veces, se buscan prestaciones en los móviles que ni siquiera vamos a usar. De hecho, muchas gentes sólo quiere el móvil para estar en contacto, navegar por internet y hacer un par de fotos, por lo tanto, uno de gama media puede ser muy buena opción.